Ayer pasó, hoy es y mañana será: Puerto Rico ante el lente del cambio

Rebecca Zilenziger, Rebecca Zilenziger, Icarus flies (without his father’s help), 2018.

En el corazón de El Barrio, un vecindario neoyorkino que ha servido de hogar para miles de personas de procedencia puertorriqueña desde las primeras décadas del siglo XX, se encuentra el Taller Boricua. Este proyecto artístico ha servido, desde su establecimiento en el año 1970, como uno de los escasos espacios que han ofrecido la oportunidad de exponer sus obras a la comunidad artística puertorriqueña en la Gran Manzana. Con el paso del tiempo, el Taller ha extendido también la invitación a artistas Latinxs y de origen afroamericano, con el propósito de ampliar las oportunidades de exhibir también a estos colectivos. Sin embargo, la esencia del espacio se ha mantenido enfocada mayormente hacia la comunidad boricua, como bien sugiere su mismo nombre.

La exhibición Archivos, Visiones y Premoniciones, curada por Georgina “Georgie” Vega Porrata-Doria y gestionada por Nitza Tufiño, abrió con broche de oro tanto el año 2020 como el cincuentenario del Taller Boricua, el pasado viernes 17 de enero. Dicha muestra, que presenta principalmente fotografía y vídeo, tiene como objetivo abrir la discusión sobre la multiplicidad de experiencias que ha vivido recientemente la comunidad isleña. Además, la nostalgia que se respira en las obras presentes propicia un análisis crítico sobre temas de carácter social, político y cultural que parecieran haber desaparecido del léxico puertorriqueño.

La exhibición presenta distintas obras de Johnny Betancourt, José Soto, Karlo Andrei Ibarra, Lorna Otero, Migdalia Luz Barens-Vera, Mónica Félix, Myritza Castillo, Norma Vila Rivero, Omar Obdulio Peña Forty, Osvaldo Budet Meléndez, Rebecca Zilenziger y Tari Beroszi. Cada uno nos invita a visualizar de manera “poética” el Puerto Rico abandonado y deteriorado, permutante y en constante resistencia, que nos ha servido de hogar durante años. Sin embargo, mediante la visualización explícita o construida, algunos nos llevan a imaginar un futuro un tanto incierto, que pareciera acercarse a nuestra realidad algo más de lo que creemos.

Con gran amabilidad, Georgie, me dedicó un espacio para conversar sobre la muestra. Comenzó explicándome que su objetivo principal al curar la exhibición fue presentarle a un público más extenso “lo que está pasando [en Puerto Rico] y la calidad de trabajo que se está haciendo”. Continuó entonces mencionando que tanto artistas como gestores culturales, por igual, debemos “activar” los puentes que existen entre la isla y la diáspora, puesto que la relación que usualmente tenemos una con la otra no siempre ha existido en la misma esfera conversacional. Al preguntarle si había algunas obras que lograran ser epítome de las tres palabras que forman el título de la exhibición, nuestra conversación tomó un giro. Claramente, Georgie no busca establecer una jerarquía o un orden entre las obras, sino que ve la relación que cada obra tiene con la exhibición —y su título— en su totalidad. Aunque explicó la conexión que cada pieza tiene con los términos que anuncian la muestra, las siguientes obras fueron las que vinieron rápido a su mente:

Archivo

Conjunto de datos almacenados en la memoria (Diccionario de la Real Academia Española).

Osvaldo Budet Meléndez, Madre e hija recogen agua en Utuado, Puerto Rico, veinticinco días después del Huracán María I, 2017.

Curiosamente, las obras de Osvaldo Budet Meléndez, Madre e hija recogen agua en Utuado, Puerto Rico, veinticinco días después del Huracán María I y II (2017) sirven de ejemplo de este elemento titular. En esta serie de fotografías quedan expuestas las vivencias post-María. Lo que parecería ser una escena cotidiana es realmente lo que se experimentó mientras todo volvía a la normalidad —o algo cercano a ella. Paradas en el medio de una carretera en uso, madre e hija se encuentran llenando galones de agua que salen a chorros de varios tubos. Dicho esto, la interactuación entre ambas sugiere un momento contradictorio, pues lo que vemos son rostros sonrientes en medio de la odisea en que se convirtió sobrevivir en la montaña utuadeña. Nuestra memoria, como la de cualquiera que haya sido testigo de los meses posteriores al desastre, complementa la información que acompaña la escena capturada: el agua no ha llegado, la luz tampoco y mucho menos el Gobierno.

Visión

Contemplación inmediata y directa sin percepción sensible (Diccionario de la Real Academia Española).

Johnny Betancourt, La fuga, 2015.

La fuga (2015), de Johnny Betancourt, nos presenta una visión construida. A pesar que la fotografía es en blanco y negro, sus referencias sugieren un momento de irrefutable actualidad. La obra como tal nos provoca tristeza y coraje, no porque haya en ella una imagen del Capitolio, sino porque detrás del mismo se ven numerosas siluetas blancas de aviones despegando. Justo al lado de la pared donde está colocada La fuga, el artista parece haberse propuesto incluir una dosis de humor en su obra Juntazilla (2018), pero aún sosteniendo su seriedad, para representar la fachada trasera del Capitolio. En esta segunda imagen, Betancourt incluye la imponente figura de un Tyrannosaurus Rex, el cual parece estar espantando a las diminutas figuras de varios ciudadanos. De la obra de Betancourt pueden surgir muchas conversaciones sobre la realidad del Puerto Rico actual: parte del pueblo se despide de la isla, mientras los que quedan luchan contra un monstruo arcaico que les sigue atemorizando.

Premonición

Presentimiento, presagio (Diccionario de la Real Academia Española).

Calce: Lorna Otero, Los niños del mañana, 2010-2018.

En la exhibición destaca la serie de obras Los niños del mañana (2010-2018), de Lorna Otero, en cuanto a las referencias a las premoniciones. Sus escenas surreales tienen figuras de niños y niñas como protagonistas, las cuales canalizan elementos como la diversión, el misterio y la interacción de sus cuerpos con el espacio, mientras nos confunden sobre qué será que la artista desea enfatizar. De cualquier modo, la producción de esta artista explora la evolución del cuerpo y sus conexiones con temas políticos y culturales en la actualidad.

Tras empaparme del contexto en el que Georgie conceptualiza la exhibición, decidí repetir mi recorrido. Entrando por el pasillo central del Taller Boricua, el video de Migdalia Luz Barens-Vera, I fall, I count (2002), me haló directo a la sala principal. Mientras en la obra se aprecia la artista cayendo y levantándose infinitamente, la canción Bachata Cha, de Salsaloco de Cuba, le añade un elemento distinto al que Barens-Vera tuvo en mente en un inicio, pero funciona a la perfección como parte del resultado final. Luego de conversar con la artista, ella me indica que intentó hacer que se eliminase la música por completo de la sala, porque esta no encajaba en los significados del espacio en sí. Sin embargo, la aceptación de que se mantuviera se derivó de los comentarios de numerosos espectadores, que le mencionaban lo “interesante” o “magnífico” que era ver su pieza con un guaguancó de fondo. Barens-Vera señala que, en el Taller Boricua, su obra se encuentra “en el barrio que le da vida,” por lo que ese pequeño “twist” le suma al peculiar cariz que su obra ha tomado.

Mónica Félix, Vaivén, 2019. Video.

Mónica Félix, una artista cayeyana que estudia en Columbia University, me acompañó a su obra videográfica, que se encuentra en la sala posterior. Esta narra su experiencia la noche del 19 de septiembre de 2017, la mañana del día siguiente y “cada día después de eso”. Ansiosa y desesperada, Mónica Félix experimenta con sonidos e imágenes del catastrófico huracán María desde la perspectiva desde la que se vivió fuera de la isla. “Mis obras hablan de mis ansiedades”, dice sonriendo. En algunos fragmentos, el video nos cede segundos de silencio, seguidos de momentos en los que los aterrantes rugidos y llantos del viento huracanado se hacen protagonistas del espacio. Más luego, se aprecian las manos surcadas de su madre cocinando, ofreciendo en sí un sentido de normalidad ausente en el resto de su obra. Varias escenas le sirven a la artista como elemento para experimentar con su cuerpo. Entre los movimientos bruscos en el patio trasero de un hogar isleño, o en la oscuridad de su cuarto, con un mapa de Puerto Rico levemente iluminado, Mónica Félix logra remontarnos a aquella fatídica noche. Su obra se concentra en generar empatía y logra que esta nos hable y nos pregunte: “Mira esto, ¿te sentiste igual?”.

Omar Obdulio Peña Forty, Avión lineal, 2017.
Omar Obdulio Peña Forty, Bote, 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En su totalidad, la exhibición logra acentuar distintos temas que, aunque se han debatido profusamente en espacios académicos, no siempre se discuten con el mismo énfasis en otras esferas. La variedad que cada artista presenta con su producción permite abordar aquellas temáticas mediante una perspectiva única. Con las obras de Omar Obdulio Peña Forty, que presentan dos rostros de perfil con dibujos de un avión y un barco recortados en su cabello, o las fotografías de Rebecca Zilenziger, que idolatran a un Ícaro boricua, la exhibición nos ofrece también elementos genuinos que conversan con otros cuyo contenido se encuentra más diluido. La mirada hacia un Puerto Rico que pareció un día ser próspero, como nos invitan a hacer las obras de Norma Vila Rivero, se mezcla con la visión de un futuro nebuloso, abriendo así un abanico de múltiples aportaciones con la que cada imagen contribuye a dar un sentido unitario a la muestra. Sin lugar a dudas, esta exhibición enciende varias reflexiones que nos hacen reconsiderar la vida que vivimos como comunidad puertorriqueña. Desde la isla para el mundo, Georgie Vega Porrata-Doria logra, a través de la reciente plástica puertorriqueña, aportar su dosis de resistencia, en su momento justo.

Rebecca Zilenziger, Under Surveillance: The Sacrifice, 2019.

 

La exhibición Archivos, visiones y premoniciones se exhibe en la Galería Taller Boricua, en 1680 Lexington Ave. El Barrio, Nueva York 10029. La misma estará abierta al público hasta el 28 de febrero de 2020.

 

Print Friendly, PDF & Email