If I catch you… body, woman, fracture

Marta Pérez García es una grabadora, dibujante y pintora puertorriqueña. A través de su obra, la intención de la artista es proyectar la noción del feminicidio y la violencia de género, criticando su aceptación en la vida moderna. Pérez García pretende abrir un espacio de diálogo donde se presentan las historias de mujeres que son o han sido abusadas. La artista establece que uno de sus objetivos es “tratar de dar voz a las mujeres que han vivido y continúan viviendo estos actos de horror en silencio”. Marta Pérez García trae su propuesta artística y la traduce a una instalación en el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico titulada: If I catch you … body, woman, fracture. 

La obra se crea mientras que en Puerto Rico están las demandas a la gobernación para declarar Estado de Emergencia debido a los informes diarios de feminicidios. Pérez García crea una alianza con el Museo de Arte Contemporáneo, la unión Coordinadora Paz para las Mujeres y la Coalición Puertorriqueña Contra la Violencia Doméstica y Agresión Sexual. La artista ofreció diversos talleres con el propósito de sanar a través del arte. Estos consistían en crear dinámicas donde las víctimas fueran sintiéndose cómodas en compartir sus experiencias. Al comenzar los talleres, Marta Pérez utilizó bloques de crucigramas para proveerles un espacio de expresión a las participantes. Luego, ellas entraron en un proceso de coser y personalizar sus muñecas. 

La artista, a través del blog de arte Repeating Islands: news and commentary about art, explica la necesidad de que esta pieza cobre vida y la visibilidad que se les debe dar a las historias que han sido invisibilizadas por la sociedad. Igualmente, se trata de su primer acercamiento a las instalaciones, saliendo de su medio preferido (el grabado). El proyecto fue pensado por unos seis años antes de realizarse. La instalación cobra vida en la ciudad de Washington, donde actualmente reside la artista. Pérez García presentó el proyecto y entrevistó a varias sobrevivientes latinas quienes también fueron las que trabajaron en la confección de las muñecas. Mediante su obra, la artista da a conocer quiénes sufren de la violencia doméstica, ya sea la propia víctima o un ser querido que también ha experimentado este dolor. Según Artist Talk with Marta Pérez García, la artista recolecta objetos que aluden a memorias. Entre ellos, recoge imágenes de esperanza, libros, fotografías y todo aquello que refleje la experiencia de la sobreviviente. Los objetos son colocados como símbolo del levantamiento de las comunidades para concientizar sobre la violencia doméstica e invitar a otros a unirse a su causa. No sólo con ese propósito, sino que estas comunidades también quieren enfatizar la importancia de expresar el acontecimiento a través del arte como una forma de sanar.

Mensajes de las participantes en la instalación.

If I catch you…body, woman, fracture estaba situada en la exhibición Anarquía y dialéctica en el deseo: género y marginalidad Parte I. Al entrar, se encuentran unos cubos de letras que normalmente son utilizados para jugar, relacionados con la niñez. Estos contienen mensajes sobre la violencia de género.  Al desplazarse a través de la sala, en el suelo, se encuentran más mensajes como estos. En el centro se encontraban las muñecas, confeccionadas por las participantes del taller, instaladas en un tipo de “lámpara”. Las mismas fueron hechas con medias de algodón, de nylon o pantyhose. Debajo de estas, la artista colocó reliquias de índole morboso como dientes hechos de acrílico y ojos creados con bolas de ping pong, y casquillos de balas. La instalación igualmente consiste en una mezcla de sonidos entre audios de entrevistas y Si te cojo, la canción de bomba por Bobby Capó (popularizada por Ismael Rivera). La voz masculina de la canción amenaza con hacer daño a su compañera si la encuentra coqueteando con otro hombre.  

Detalle de la instalación.

En un reportaje por Sofía Rico en Todaspr, la artista da algunas declaraciones sobre la pieza. Rico comenta acerca de la intención de la obra: “Señaló que el fin de tener textos en el suelo es que, aunque mires al piso, no puedes escapar la violencia de machista”. No hay salida o manera de ocultar la violencia que ocurre a diario. Las muñecas colgadas como en una especie de lámpara simbolizan la unión de las mujeres en contra de la violencia de género, unidas para denunciar y no volver a callar lo que han sufrido o sufren. Durante mi visita, el silencio de la sala me hizo pensar que los audios de las entrevistas no estaban funcionando. Esto me brindó una lectura diferente de la obra.  Al adentrarse en la instalación, hay un sentimiento siniestro que te rodea; te obliga a enfrentar de cara a cara el Estado de Emergencia en el que la mujer se encuentra.

Por: Daniela Alvarado Rivera 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *