Gestualidad azarosa

La cámara nunca miente

Mia Fineman

En el mes de octubre el artista Kevin Quiles Bonilla, recién graduado del Departamento de Bellas Artes de la Universidad de Puerto Rico, tuvo su primera exposición individual titulada (From the iPhone), en la Galería BA 209 de dicho recinto. Quiles toma una iniciativa creativa y experimental con una herramienta que no es el equipo fotográfico profesional tradicional –cámara, lente, flash- sino con uno mucho más accesible que a menudo absorbe e ilustra de manera instantánea las vivencias del día. El lente fotográfico que utilizó Quiles proviene de su aparato móvil personal: su ‘iPhone’. Mientras que la mayoría de la multitud utiliza este aparato –u otros similares- cotidianamente para captar imágenes que enriquezcan sus apariencias en las redes sociales; Quiles nos guía con sus imágenes distorsionadas por el transito urbano que atraviesa en la isla. Estas imágenes que fueron captadas con su teléfono inteligente, brindan al espectador un cuestionamiento del proceso creativo que Quiles ha logrado plasmar. El cuestionamiento de su técnica surge ante la concepción de la infinidad de efectos que se pueden lograr con la tecnología y las aplicaciones móviles que ayudan a construir una estética que apele a los gustos de la multitud cibernética.

11215871_10207729006603962_1956389466228138310_nEn lo correspondiente al medio fotográfico, desde sus inicios, ha existido un proceso experimental científico/tecnológico. No obstante ha evolucionado hasta el punto en que la fotografía puede manipularse intencionalmente o, como en el caso de Quiles, manipulada no intencional, es decir provocar distorsiones en la imagen al instante mismo de su captura. Por ello, la esencia de esta propuesta, como ha menciona la Dra. Laura Bravo en el ensayo para el opúsculo de la exhibición, es “completamente paradójica”. Quizás, en el primer encuentro con la serie (From the Iphone) los pensamientos más inmediatos serían las preguntas: ¿qué aplicación habrá usado?, ¿es Photoshop? o ¿con un ‘iPhone’? Todos estos cuestionamientos que pueden surgir, se deben a que estamos bien conscientes de la maleabilidad de las imágenes gracias a la tecnología que facilita ese tipo de resultado final que se aprecia en la obra de Quiles. Pero en sus piezas vemos cómo su técnica trasciende las funciones ofrecidas por este tipo de aplicaciones comerciales. Quiles logra una propuesta artística a base de la experimentación aleatoria, que se circunscribe en lo abstracto y lo conceptual. El mismo artista nos relata cómo comenzó la propuesta:

“La primera foto que tomé de la serie, que se llama La estación (From the iPhone); fue totalmente accidental. Cuando fui a tomar una imagen regular, mi celular se cayó dando vueltas al piso. Cuando lo tomé para revisarlo, vi esa imagen… Me llamó tanto la atención que seguí explorado hasta el día de hoy. Todas las fotos se producen de manera azarosa, pues nunca saldrá de la misma manera dos veces. ”

IMG_9165

Quiles vio un sinfín de posibilidades como el resultado de este estupendo accidente. Una imagen que fue creada con movimientos danzantes aéreos y que solo puede ser producida de manera inimitable, como un monotipo fotográfico. Partiendo de esto comenzó a indagar, cuestionarse y explorar qué discurso podría desarrollar con este tipo de imágenes. Entonces, La casa, La avenida, La estación y El casco, en conjunto con un sin número de espacios transitados por el artista, fueron concebidas como un ejercicio de introspección sobre su ser y lo que le rodea. Logrando alzar cuestionamientos sobre la construcción de la identidad y la simbología urbana. Pues para él, el espacio que habitamos es una composición estructurada por una supremacía impuesta mediante la arquitectura que trata de definir el flujo urbano. Esta documentación, a pesar de ser imágenes mutadas por la gestualidad fortuita, nos ubica en esa urbe que evoca en el artista una imposición de identidad social.

En lo que corresponde a su relación con el ‘selfie’ y la propaganda de imágenes que tan pasajeramente inundan los espacios sociales tanto digitales como físicos,

IMG_9185

 le preguntamos a Quiles: ¿Cómo la  diseminación  de tanta imagen afecta o no a su propuesta  artística? A lo que respondió:

“Se puede decir que la saturación de máquinas móviles e imágenes capturadas a través de estos aparatos benefician la propuesta, pues es uno de los discursos principales de la misma. Vivimos en un momento donde todo se desplaza rápidamente, de manera fugaz, y estas máquinas de difusión inmediata solo incrementan este proceso. Mi propósito es utilizar este discurso contemporáneo para abarcar el tema de la identidad y el espacio que interviene el individuo, utilizando el dispositivo móvil como herramienta principal.”

Sin duda alguna, la serie (From the iphone) alcanza una estética de la inmediatez muy creativa. Producida con un teléfono inteligente que es poseído actualmente por una generación, que puede crear imágenes de buen gusto virtual. Quiles, con su capacidad imaginativa, pudo ver desde su inesperado accidente, una oportunidad en desarrollar imágenes mutadas sin ser retocadas con un toque crítico y muy personal. He aquí una muestra del avance en el desarrollo de la fotografía artística en Puerto Rico.

 Por: Lilliana Rosado Figueroa

3 thoughts on “Gestualidad azarosa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *