Bandera de Togo

Togo

por Alberto Aguayo, FRAN 4148, enero de 2007

Datos demolingüísticos de Togo
País o región Togo
Capital Lomé
Superficie 56.790 km2
Región del mundo África Occidental
Lenguas oficiales Francés
Status del francés Oficial
Fiestas nacionales 13 d enero/27 de abril
Moneda Franco CFA
Fecha de adhesión marzo de 1970
Status Miembro
Sitio web oficial http://www.republicoftogo.com

La política lingüística de Togo no es muy elaborada y los textos jurídicos son poco numerosos. Además de la Constitución de 1991, mencionan la ley 88-20, sobre la adaptación y la renovación del aprendizaje, el decreto 90-68/PR sobre el Fondo nacional de aprendizaje, formación y perfeccionamiento profesionales y el decreto 89/014 que crea un Comité de coordinación de las actividades sobre las lenguas nacionales (CCALN) del Ministerio de Formación técnica, Formación profesional y Artesanía (METFPA) y el decreto 68-195 que crea el Comité nacional de alfabetización.

La Constitución de 1991 sólo cuenta con una disposición de carácter lingüístico. Se trata del artículo 3 que declara que el francés es la lengua oficial.

La política de la lengua oficial

Vista del puertoSe utiliza el francés como lengua oficial principalmente en el ámbito político (Ejecutivo, Parlamentario, etc ), en la administración, la educación, los medios de comunicación, y el comercio. Esto incluye que la política lingüística respecto al francés es una de no intervención. Consiste en perpetuar las prácticas utilizadas por el antiguo colonizador.

En el parlamento, las leyes se redactan y se promulgan solamente en francés, los debates se desarrollan en francés, incluso si no está prohibido emplear el éwé y el kabiyé. En los tribunales, la única lengua escrita admitida es el francés. En las comunicaciones orales, las lenguas nacionales como el éwé y kabiyé se les admite ante el juez que pronuncia su frase en francés y puede recurrir a uno o más intérpretes.

En la administración pública, las lenguas togolesas se emplean en las comunicaciones orales con los funcionarios que hablan las mismas lenguas, pero esta práctica no constituye un derecho. Puesto que el francés es la lengua del estado, es la lengua con derecho a utilizarse. No obstante, algunos documentos pueden de vez en cuando traducirse a algunas lenguas nacionales ( éwé y kabiyé ).

En la educación, el éwé y el kabiyé coexisten con el francés en las escuelas primarias. En las escuelas primarias del país, la enseñanza se imparte en francés y también en éwé y en kabiyé como materia de enseñanza. Para el resto, el francés es la única lengua de enseñanza hasta la universidad. Por decreto gubernamental, la enseñanza de la segunda lengua es obligatoria para los alumnos de secundaria y éstos deben elegir entre el inglés, el árabe, el alemán y el español.

El ámbito económico se desarrolla en las lenguas nacionales para las comunicaciones orales, en particular, en éwé y en kabiyé. En cuanto a la lengua escrita solamente el francés garantiza la comunicación: visualización, publicidad, etiquetado, métodos de empleo, etc. El bilingüismo constituye una práctica normal en este país y nadie vuelve a poner por el momento esta práctica en cuestión.

La política del idioma nacional

La política lingüística togolesa no estaría completa sin el aspecto referente a las lenguas nacionales. Como instrumentos jurídicos, citan el decreto de 1984 14/METQD-RS/MEPD creando un Comité de coordinación de las actividades sobre las lenguas nacionales (CCALN y el decreto 68-195 de 11-11-68 que crea el Comité nacional de alfabetización. Contrariamente al aspecto de la lengua francesa, esta política sobre las lenguas nacionales se revela como intervencionista. Esto comenzó durante los años 70.

Futbolistas togolosesLa política del ministerio favorecía dos lenguas: el éwé y el tem. Si la elección del éwé en el sur del país parecía ser evidente, la elección del tem en el norte parecía casi arbitraria. El tem, una lengua utilizada por los comerciantes musulmanes de la etnia kotokoli, desempeñaba efectivamente el papel de lengua de vehículos a lo largo de los ejes de carreteras en el norte, pero esta lengua se empleaba apenas en cuanto se alejaba de los centros comerciales. La elección de dos lenguas, una de las cuales eran originarios del sur (el éwé), otro (el tem) del norte, se basaba en consideraciones de carácter político. Imponer por todas partes la única lengua éwé habría podido percibirse como una hegemonía lingüística del sur favorecido sobre el norte olvidado, lo que habría sido rechazado por los dirigentes políticos, el Presidente Gnassingbé Eyadéma siendo originario del norte. Ahora bien, el Presidente Eyadéma había exigido, como objetivo prioritario el reequilibrio entre el Sur favorecido y el Norte olvidado durante el período colonial.

El problema que se planteaba era que esta elección de las dos lenguas ponía en jaque las otras lenguas nacionales. El Ministerio de Educación Nacional exigió una unidad nacional en nombre del interés superior de la nación. Existiendo el kabrê, otra manera de escribir kabiyé, la lengua del grupo étnico del mismo nombre, del cual es originario el Presidente Eyadéma. Pareció más fácil proponer el término de kabrê más bien que el de tem asociado a la lengua del kotokoli, que en la colonización alemana fueron aliados de los militares para someter los grupos kabiyés.

Una reforma escolar fue enmendada en 1975, pero el tem mientras tanto fue sustituido por el kabiyé, la lengua de la etnia del presidente de Togo. Como kabiyé lo estaba en lucha con varias variedades dialectales, la alternativa de la región de Pya, el pueblo nativo del presidente, se consideró como norma normal. En 1978, el éwé y kabiyé hizo su aparición en las escuelas, pero no se aplicó nunca la parte fundamental de la reforma.

El francés ha permanecido como la única lengua de enseñanza, mientras que las dos lenguas nacionales siguieron siendo materias de enseñanza. Además de esto, la introducción del segundo no se realizó nunca lengua nacional ( éwé en el norte y kabiyé en el sur ). Además, la primera lengua ( éwé en el sur y kabiyé en el norte ) solo está garantizada en un número limitado de clases de la enseñanza primaria.

Es necesario añadir que la enseñanza del éwé y del kabiyé tropieza con el problema del bajo nivel de conocimientos lingüísticos de los profesores. Aunque el lugar de las lenguas nacionales en la educacion sigue siendo marginal, la formación de los profesores continúa, así como la producción de libros de texto. En la actualidad, los objetivos fijados por el Ministerio de Educación no tienen por objeto ya sustituir al francés como lengua de enseñanza, sino de generalizar el aprendizaje de las dos lenguas en el conjunto de los alumnos y en la totalidad de los cursos de la enseñanza primaria.

Según un articulo difundido en 1991 por la Dirección de Formación Permanente para Acción e Investigación Pedagógica (DIFOP), el éwé y kabiyé seriía la enseñanza primaria en más de un 60 por 100 de los establecimientos de enseñanza primarios y en un tercio de los órganos colegiados. El porcentaje de analfabetismo se situaría al 44 por 100 en los hombres y al 68.9 por 100 para las mujeres, con una medida nacional de 56.4 por 100. Estos problemas se han perpetuado desde décadas, la escasez de profesores competentes, la insuficiencia del material didáctico, la heterogeneidad de las clases, las malas condiciones de trabajo, la actitud negativa de algunos profesores, padres, y alumnos, etc, respecto al sistema educativo. Los padres que pueden envían a sus niños en las escuelas privadas donde se enseña solamente en francés.

Esta situación no impide que el éwé se extienda en todo el sur como principal lengua en detrimento del francés. Además, el porcentaje global de escolarización alcanzaría el 71 por 100, lo que lo colocaría entre los más elevados de África. Pero la situación varía de una región a otra. En Lomé, el porcentaje de escolarización es de 93 por 100, pero en la región marítima y la de las mesetas, se escolarizan un 55 por 100 de los niños, mientras que el porcentaje es del 20 por 100 al 25 por 100 solamente en la región de las sabanas (al norte).

Los medios

Todas las lenguas togolesas tienen derecho de difusión y entre ellas se utilizan mucho por los medios de comunicación, sobre todo por la radio. La ley 90-025 del 30 de noviembre de 1990 sobre la prensa favoreció la aparición de la prensa independiente. El diario gubernamental es Togo Presse. La prensa de oposición es representada por la Tribune des Demócrates, de circulación quincenal. La mayoría de la publicación de prensa tiene circulación semanal, bimensual, o mensual. Entre ellas están Crocodile, Forum Hebdo, Carrefour, L'Éveil du Peuple, Kpakpa Désenchanté, Le Patriote, Le Démocrate, y Le Dérangeur. Toda esta prensa es francófona.

La radiodifusión es amplia, con numerosas estaciones como por ejemplo Radio Nostalgie FM, Radio Tropic FM, Radio Evangile. La presencia de los idiomas nacionales, sobre todo el éwé y el kabiyé, es omnipresente. La televisión esta también abierta a las lenguas nacionales. La estación del estado TVT emite sobre el conjunto del país, sobre todo en francés, con algunas emisiones en éwé y en kabiyé. Desde 1995, Media Plus, un canal de peaje difunde en Lomé programación de varias televisiones extranjeras (en francés, inglés, portugués, alemán, y árabe ).