Bandera de Quebec

Canadá | Quebec

por Eddie Machín, FRAN 4148, enero de 2007

Datos demolingüísticos de Canadá Québec
País o región Québec
Capital Québec
Superficie 1 540 681 km2
Región del mundo América del Norte
Lenguas oficiales Francés
Status del francés Lengua oficial
Fiestas nacionales 24 de junio
Moneda Dólar canadiense
Fecha de adhesión Octubre de 1971
Status Gobierno participante
Sitio web oficial http://www.gouv.qc.ca/portail/quebec/pgs?lang=fr

Québec es la provincia canadiense en donde el francés es reconocido como la única lengua oficial. El censo de 2001 determinó que el 82.0% de los habitantes de Québec hablan solamente francés. El 18% de la población restante se subdivide en 7.9% para personas que hablan inglés y el restante 10.1% se subdivide a su vez en: 5.2% para personas que sólo hablan el italiano, 2.3% para el español y 1.9% para el árabe, entre otras. Podemos ver claramente el predominio de la lengua francesa en esta provincia canadiense. Hay que recalcar que la población de Montreal, la ciudad más grande de Québec y la segunda más grande de Canadá después de Toronto, es una donde predomina el francés, pero con una cantidad significativa de anglohablantes. Esto hace de Montreal la ciudad bilingüe de la provincia.

Muralla de QuebecEl francés de Québec domina el territorio canadiense. Tanto así, que usualmente es considerado como si fuera el único en Canadá y como si todos fueran uno mismo. El francés quebequense es bien visto y aceptado como estándar por las personas que hablan francés acadiano, ya que Québec es la única provincia en la cual el francés es la lengua más hablada y donde viven también la mayoría de los francófonos en Canadá. Es aceptado además debido a que el gobierno de Québec ha legislado para mejorar el estatus social y legal del francés, como por ejemplo, a través del desarrollo de la Oficina quebequense de la lengua francesa, entre otros proyectos. Aún más, el francés de Québec domina la cultura francófona y los medios de comunicación en francés a nivel nacional canadiense.

El francés de Québec y el de Francia varían en pronunciación y en vocabulario, pero ambos son comprensibles entre sí. Los franceses que inmigraron a la Nueva Francia se mantuvieron hablando el francés del ancien régime (antiguo régimen del Rey Luis XVI, monarquía absoluta precedente a la Revolución Francesa) y poco a poco éste fue cambiando como todas las lenguas; Numerosos factores causaron dicha evolución. El francés de Francia fue estandarizado por el francés parisino burgués en la época de la Revolución Francesa. Éste evolucionó a partir de su estandarización, mientras que el de Québec aún conserva rasgos del francés perdido en Francia. Para 1960, todavía se reconocía una sola lengua francesa, la de Francia. El francés quebecois era considerado para ese entonces un dialecto. Poco a poco, éste fue evolucionando y perdiendo la similitud del acento francés, entre otros rasgos, hasta ser aceptado como otra variante del francés, el francés de Canadá.

Al igual que Francia tiene sus distintos acentos y peculiaridades por región, lo mismo ocurre en Québec. La península Gaspé, la costa norte, la región del lago Saint Jean, el país Outaouais, Abitibi, las Islas Magdalena y la ciudad de Québec tienen varias diferencias lingüísticas, especialmente en el léxico y en la fonética. Estas son basadas en la cultura, en sus distintos estilos de vida y en sus orígenes. Un quebequense del campo, proveniente de una familia de agricultores por ejemplo, posee un acento y una pronunciación distintos a una persona que haya crecido en la ciudad de Québec. Francófonos del área del Outaouais, cerca de Ottawa, Ontario hablan un francés que incluye anglicismos debido a la proximidad de fronteras donde predomina el inglés. Ahí la gente usa palabras en inglés y las transcriben, adaptándolas así a su lengua popular.

A pesar de la infiltración del inglés en esa región de Québec, el francés aceptado (francés estándar de Québec) excluye la mayoría de los anglicismos y trata de neutralizar la influencia del inglés. En el francés, al igual que en otras lenguas, se han adaptado y aceptado oficialmente palabras del inglés. Esto puede ser visto desde un punto de vista positivo o negativo. El desarrollo de una lengua es constante y el ampliarla, introduciendo nuevo vocabulario extranjero, le podría servir de gran favor a la misma, ya que garantiza aun más su supervivencia y existencia. Eso mantiene vivas a las lenguas porque se nutren de nuevos vocablos y su evolución permanece más activa. Sin embargo, desde otra perspectiva se podría interpretar como una amenaza lingüística. Se percibe como Québec trata de conservar una lengua pura, algo bien difícil de mantener en este mundo globalizado. Palabras como week-end en Francia, no son aceptadas en Québec. Allí se utiliza la fin de semaine para mantener un francés más separado del inglés. Además, palabras como stop han sido substituidas por arrêt, wagon por char, entre otras.

Fuerte de QuebecEsto también va de la mano con la situación política de la Bella Provincia. Podemos percibir una lucha serena pero determinada contra el inglés, una lucha por mantener el francés como lengua dominante y de esa manera proteger su identidad. Claro está, se ven las dos caras de la moneda: los fanáticos de la herencia francesa y los que tienen una tendencia hacia el inglés.

El pasado 27 de noviembre de 2006, el gobierno canadiense declaró y reconoció a Québec como una nación dentro de otra nación. Esto ha calmado un poco la lucha continua que lleva el grupo político conocido como el Bloque, el cual busca la soberanía de la provincia. Se cree que sea una táctica política del gobierno para mantener la unión del pueblo debido a intereses políticos, económicos, sociales y culturales con la provincia. Por otro lado, existe una fracción del pueblo canadiense que no está muy de acuerdo con la decisión que tomó el gobierno de reconocer a Québec como una nación, pues creen que le están dando alas al Bloque, lo que le facilitaría el camino hacia la autonomía. Esto les ha causado además cierto resentimiento, ya que el nuevo status político favorece a Québec y afecta a las demás provincias debido a que estas se ven opacadas por el territorio francófono. El gobierno de Québec tiene muchísima más autonomía a nivel provincial que las otras provincias de Canadá. Québec controla varios de los aspectos legales provinciales que ninguna otra provincia está autorizada a hacer. Al presente, Québec se encuentra en una posición de poder y dominio ante todo el país Canadiense, tanto a nivel lingüístico (en cuanto al resto de las variaciones del francés) como político.