Guyana francesa

por Alex G. Rivera, FRAN 4148, enero de 2007

Datos demolingüísticos de Guyana Francesa
País o región Guyane
Capital Cayenne
Superficie 83.534 km²
Región del mundo América del Sur
Lenguas oficiales Francés
Status del francés Oficial
Fiestas nacionales Toma de la Bastilla 14 de julio
Moneda Euro
Fecha de adhesión Marzo de 1970
Status Miembro
Sitio web oficial http://www.cr-guyane.fr

Geografía

Guyana Francesa está situada en la costa norte de América del Sur. Este departamento y región de ultramar francés tiene una superficie de 83.534 km2. El 90 por 100 del territorio está compuesto por bosques tropicales. Su capital administrativa es Cayenne. Guyana Francesa es una región ultraesférica de la Unión Europea.

Historia

El territorio donde ubica Guyana Francesa estuvo habitado originalmente por los grupos indígenas: tipu-guarani, arawak y caribe. En 1498, el genovés Cristóbal Colón pasó cerca del territorio y la llamó Tierras de Parias, aunque éste no desembarcó. Poco después, en enero de 1500, Vincent Pinson, descubrió la región y, en 1503, un grupo de franceses se instó. En 1604, Daniel de la Rivardière capitaneó la primera expedición y, 22 años más tarde, en 1626, el Cardenal de Richelieu aprobó la colonización, fundando así Cayenne en 1637. En 1667, el rey Luis XIV envió a miles de colonos, resultando poco efectivo el asentamiento ya que las enfermedades tropicales y los nativos acabaron con la mayoría de ellos. Éstos se refugiaron en un pequeño archipiélago llamado les îles du Salut, compuesto por: l’Île Royale, l’Île Saint-Joseph y l’Île du Diable.

En 1673, comenzaron a traer negro africanos como esclavos para desarrollar el cultivo de la caña de azúcar en las orillas de las riberas dado que no pudieron someter a los indígenas a tan arduas tareas. En 1794, los seguidores de Robespierre, tras su muerte, fueron enviados a Guyana Francesa. En 1802, Napoleón Bonaparte reestableció la esclavitud, a pesar de haber sido abolida en 1794. El 27 de abril de 1848, gracias a la proposición de Victor Schoelcher, la libertad llegó con la abolición definitiva de la esclavitud. Muchos negros huyeron a las zonas boscosas. Con la poca población francesa en el área, los negros comenzaron a desarrollar, con el poco conocimiento gramatical que tenían, lenguas criollas o créoles. En 1852, el territorio se convirtió en la cárcel de Francia, siendo la isla del Diablo, la última prisión hasta el 1951. El 19 de marzo de 1946, la Guyana Francesa se convirtió en un departamento de ultramar de Francia. En 1975, el desarrollo del Centro espacial guyanés de investigaciones científicas en Kourou, resultó una inyección económica muy importante para el departamento. Finalmente, en el 2003 se convirtió en departamento y región ultramar de Francia.

Población

La población de la Guyana Francesa es de 209.942; en 2007, aproximadamente. Esta masa se divide en 25 grupos étnicos: francoguyaneses mulatos, 37.9 por 100; haitianos, 8.0 por 100, franceses, 7.4 por 100; francoguyaneses blancos, 6.9 por 100; guadalupeños, 6.4 por 100; surinameses, 6.4 por 100, indo-caribeños, 4.0 por 100, chinos kakka, 3.9 por 100; bushinegués, 3.9 por 100; brasileños blancos, 3.0 por 100; brasileños branco, 1.9 por 100; saramacca, 1.7 por 100; hmongs, 1.5 por 100; guyaneses negros, 1.3 por 100; caribes, 1.1 por 100; arabo-libaneses, 1.0 por 100; javano-caribeños, 1.0 por 100; santalucianos, .5 por 100; arabo-sirios, .4 por 100; polikours, .3 por 100; wayampi, .3 por 100; peruanos, .2 por 100; indo-surinameses, .2 por 100; arawaks, .2 por 100; emerillons, .2 por 100; wayana, .2 por 100; y los judeo-franceses, .0 por 100.

Distribución sociodemográfica

Los francoguyaneses mulatos viven en la costa, mayormente en Cayenne, Kourou, Saint-Laurant-du-Maroni y en Mana, aunque pequeños grupos viven en el bosque ecuatorial; Maripasoula, Saül y Regina. El resto de la comunidad que habla algún criollo, vive principalmente en Cayenne. Este grupo trabaja principalmente en los puestos de servicio y la administración.

Los negros cimarrones o bushinengués, quienes son descendientes de los esclavos de Surinam que huyeron a los bosques de Guyana Francesa; viven principalmente en el bosque al borde del río Maroni. Este grupo étnico abarca a muchos otros como: los boni, los djuka, los saramacca, los bosh, los paramaka, los aluku entre otros, de los cuales cada uno habla su propia lengua. Ellos trabajan la tierra y también la caza.

Los blancos están constituidos por los metropolitanos y los francoguyaneses blancos. Los francoguyaneses blancos son descendientes de los antiguos colonos. Al igual que los metropolitanos, hablan francés pero estos últimos también dominan el créole francoguyanés. Los metropolitanos viven principalmente y temporeramente en Cayenne y en Kourou, mientras que los francoguyaneses blancos mayormente viven en Cayenne. La mayoría de los metropolitanos o franceses continentales, trabajan en el Centro espacial guyanés de investigaciones científicas. Los francoguyaneses blancos ejercen en puestos altos en las empresas, en el comercio, la milicia, la policía, la salud, la tecnología y en las ciencias, entre otros.

Los indígenas constituyen un grupo étnico minoritario pero muy variado. Entre estos pueblos nativos están divididos en tres principales: los arahuacos que abarcan a los arahuacos y los palikour; los caribe a los kalihna y los wayana; y los tupi-guarani a los emerillon y los wayampi. Los indígenas viven en diferentes áreas, los palikour al sur en Macouria; los arahuacos y los kalinhas en el oeste: Awala-Yilimapo, Paddock-et-Fatima y en Saint-Laurent-de-Maroni; los wayana en el sur en: Atécume-Pata, Elaé y Twenké; los emerillons y los wayampi, en el sur de la frontera; de este a oeste entre Marpasoula y Camopi. Los indígenas trabajan mayormente como cazadores y piragüeros.

Por otra parte, los asiáticos provienen principalmente de China, Singapour, Hong-Kong, Formosa, Vietnam y Laos. Los que provienen de Laos, viven en Cacao en la costa. Cerca de ellos viven los sirio-libaneses. Estos grupos al igual que los extranjeros viven en Cayenne, Sanit-Laurent-du-Maroni y en Kourou. Los chinos tienen comercios al detalle, los hmongs, oriundos de Laos, trabajan los frutos menores como las legumbres, los surinameses y los brasileños trabajan en la construcción, los haitianos en la jardinería y en el recogido de basura.

Debido a la gran tasa de desempleo que es de un 40%, los francoguyaneses no ven con buenos ojos a los inmigrantes.

Lingüística y sociedad

En Guyana Francesa la variedad lingüística es muy similar a la diversidad de etnia. El criollo francoguyanés es la lengua materna de la mayoría de los francoguyaneses y el francés es la lengua secundaria. Los francoguyaneses mulatos, hablan criollo francoguyanés; los haitianos, criollo haitiano; los franceses, francoguyaneses blancos y judeo-franceses, francés; los guadalupeños, criollo guadalupeño, los surinameses, criollo sranan-tongo; los indo-caribeños, indostaní caribeño; los chinos kakka, chino-hakka; los bushinegués, aukan; los brasileños blancos y brasileños branco, portugués; los saramacca, criollo saramacca; los hmongs, hmongs; los guyaneses negros, criollo guyanés; los caribes, caribe; los arabo-libaneses y los arabo-sirios, árabe levantino del norte; los javano-caribeños; javano-caribeño; los santalucianos, criollo santaluciano; los polikours, palikour; los wayampi; wayampi; los peruanos, español; los arahuacos, arahuaco; los emerillons, emerillon; y los wayana, wayana.

El gobierno no ha podido desarrollar un sentido de francoguyanidad por la geografía del territorio, la gran cantidad de etnias y lenguas, pues no permiten una unificación, lingüística, social y cultural de la Guayana Francesa.

Lingüística y política

La lengua oficial de la República es el francés, pero en el caso de Guadalupe, Martinica, Reunión y Guyana Francesa, hicieron una excepción con la ley 747 de 1984. El fin de esta ley es la protección de las lenguas y culturas regionales, mediante actividades culturales y educativas muy particulares. Además, los artículos 33 y 33 de la ley 1007 de 2000, protege y respeta los estilos de vida particulares y/o autóctonos, así como la diversidad de conocimiento y la diversidad biológica. Estos artículos dan valor e importancia a las lenguas de los departamentos de ultramar como patrimonio lingüístico de toda Francia. La ley anterior se sostiene en la ley 51 de 1946 la cual promueve la enseñanza de lenguas y dialectos del lugar.

Lingüística y justicia

Solamente el francés tiene reconocimiento jurídico, a pesar de la gran cantidad de lenguas que se habla en Guyana Francesa. Sin embargo el sistema judicial tiene disponible traductores para las personas que no hablan la lengua oficial.

Lingüística y administración pública

Los metropolitanos y los mulatos controlan la administración pública, por lo tanto el criollo francoguyanés y el francés son las lenguas que predominan en la administración. A pesar de que la mayoría maneja el criollo francoguyanés, todo escrito o acto oficial es en francés.

Lingüística y comunicaciones

Los medios de comunicación en Guyana Francesa son en francés, pues es la lengua de la República, pero los diferentes criollos son utilizados en la comunicación oral, aunque también en los últimos años se maneja el inglés. En las radios locales, se habla mayormente el criollo francoguyanés. Entre los grupos asiáticos y sirio-libaneses, se habla como lengua de contacto el criollo francoguyanés o el chino kakka.

En la prensa escrita, hay dos periódicos principales de la Guayana Francesa, France Guyane y La Presse de Guyane que están escritos en francés, pero hay también en criollo francoguyanés, Rôt Kozé y Batwel. Los comercios hacen su publicidad en francés, a excepción de los chinos que lo hacen en kakka.

La televisión y radio pública está a cargo de Télé-Guyane y Radio-Guyane, que son retransmisiones de Radio-France. Las estaciones privadas son tanto en francés como en criollo francoguyanés. El 90 por 100 de la radio es en zoduk, que es principalmente en lenguas criollas del caribe y francoguyanés. Además, hay estaciones especializadas en criollo haitiano, martiniqués, surinamés y santaluciano.

Lingüística y educación

El francés es la lengua de enseñanza tanto a nivel materno, primario, secundario y postsecundario. El gobierno francoguyanés no aplicaba el artículo 12 de la ley 620 de 1975 ni el artículo 21 de la ley 747 de 1984, donde marca que las lenguas regionales pueden ser utilizadas para la enseñanza y que puede ayudar al mejoramiento del aprendizaje. En la escuela secundaria se enseña como lengua secundaria el español o el inglés. En los estudios postsecundarios si todos hablan criollo francoguyanés, se accede a ofrecer la enseñanza en la lengua criolla.

El modelo de educación de Guayana Francesa, es el mismo de Francia continental. Debido a que la realidad es otra, esto ha causado problemas en la metodología de enseñanza pues los estudiantes locales se sienten como extranjeros en su tierra. Esto ha causado problemas serios de identidad y de integración sociocultural.

El Instituto de formación de maestros de la Guyana Francesa ha desarrollado modelos de enseñanza en criollo, bushinegé o cualquier lengua indígena. Con los grupos indígenas es muy difícil la enseñanza, pues en tiempos de caza, pesca o de recogido se ausentan de las aulas. Por tal motivo, la enseñanza para los indígenas no es obligatoria.