¡Bienvenidos!

Estimados estudiantes de Nuevo ingreso

No se imaginan cuánta alegría me da poder darles la bienvenida aquí en el Teatro, Aula Magna del Recinto de Río Piedras y hogar de la Facultad de Humanidades. Nuestra facultad ha sido desde sus inicios el centro de la producción académica, investigativa y creativa humanística de mayor proyección en el país y se ha caracterizado por proveerle a nuestros estudiantes una educación de excelencia en las ramas humanísticas del saber y la creación, cumpliendo con los más altos estándares de calidad académica.

Ustedes pertenecen a un grupo de casi 300 de los mejores estudiantes del país que, contra viento y marea y después de un año difícil de educación virtual, se han dado cita en la Universidad de Puerto Rico, la de mayor prestigio en el país. Los felicito por los triunfos que han cosechado después de muchos sacrificios, tanto suyos como de sus familiares y allegados que les han apoyado en el camino.

Ustedes son filósofos, historiadores, músicos, artistas, lingüistas o escritores en ciernes. O quizás todavía no están muy seguros de lo que son (eso es válido también). Pero si han escogido venir a esta facultad es porque tienen ansias de conocimiento. Han llegado aquí para dar rienda suelta a su creatividad, imaginación y pasión y para volcar sus talentos en las disciplinas que nos representan. Estoy segura de que obtendrán la formación necesaria para asumir los retos académicos y personales que encuentren en su camino y dispondrán de los recursos necesarios para su formación profesional. Pero, sobre todo, estoy segura de que saldrán convertidos en mejores personas, comprometidas con su Alma Máter y con el país.

Y es que las disciplinas humanísticas han probado una y otra vez su pertinencia, sobre todo en tiempos de crisis, al promover iniciativas educativas, sociales y comunitarias a través de las artes, el teatro, la música o la literatura, entre otras. De hecho, en este año de retos y dificultades, las expresiones artísticas, en todas sus manifestaciones, se han multiplicado y adaptado a las circunstancias y nos han permitido reinventarnos y proyectarnos, como individuos y como colectivo. Por eso las humanidades constituyen una disciplina central e indispensable en la formación integral de ciudadanos y ciudadanas cabales. ¡Y ustedes no serán la excepción!

Les exhorto a que den el máximo en sus proyectos, se dediquen con entusiasmo a esta aventura que inician, aprovechen los conocimientos y la experiencia de sus profesores y mentores, y disfruten de su paso – virtual o presencial – por nuestra Facultad, por nuestro Recinto, por la Iupi. Confío en que, honrando los valores humanistas de verdad, bondad y belleza, asumirán el reto y la responsabilidad de contribuir a nuestra sociedad gracias a las oportunidades de aprendizaje y de crecimiento que les provee la universidad.

Gracias por haber depositado su confianza en nosotros. ¡Enhorabuena!

Top